En los últimos meses y con la vuelta al cole, vemos cómo el debate sobre el actual modelo escolar y más concretamente, sobre la gestión-coordinación de deberes que realizan los alumnos más pequeños, ha cobrado importancia.

Así, aparecen preguntas sobre su eficacia y necesidad de seguir aplicándolos desde la escuela. Por eso, desde Psicología Zaragoza, hemos querido recopilar una serie de noticias y opiniones al respecto. Además, si tu hijo/a comienza con estas tareas con alguna dificultad para incorporarlas a su rutina, te recomendamos la lectura de un cuento sobre este tema, el cual encontrarás al final de este artículo.

Los partidarios del mantenimiento de la realización de deberes como “vehículo” de aprendizaje, defienden que se trata de un repaso activo, motivador y aplicado de todo aquello aprendido durante las horas de clase. El problema quizás, aparece cuando este repaso se convierte en mecánico, poco inspirador y en consecuencia, desmotivador.

 

Zaragoza 10.12.2014 Cesar Bona, profesor del colegio Puerta de Sancho de Zaragoza, que figura en la lista de 50 finalistas al mejor docente del mundo.Fotografia Albert Bertran

César Bona en clase. Foto de Albert Bertran elperiodico.com

Las diferencias individuales de aprendizaje de cada alumno/a puede crear la siguiente situación “Hay niños que ya saben hacer lo que se les manda, por lo que resulta innecesario aumentar la tarea; para otros que no lo saben, resulta inútil, por más y más que se les mande. En este contexto, la realización de los deberes para casa contribuye a aumentar las diferencias entre los alumnos, con lo que este tipo de trabajo es manifiestamente injusto”(extraído de este artículo de opinión publicado en El País).

Quizás el debate deba orientarse al tiempo dedicado a estos deberes. Tal y como explica César Bona (uno de los 50 finalistas al Global Teacher Prize) autor de varios libros en los que plantea nuevos modelos de enseñanza, no suele dar mucho volumen de deberes: “Si para esa hora no han acabado les digo a los padres que les dejen ir a jugar pero que me manden una nota informándome. Porque eso es labor mía. He conocido a alguna madre que le hacía algún ejercicio al crío para que los llevara terminados y eso no puede ser” (extraído de ¿Cuántos deberes tienen que hacer los niños?, publicado en El Correo).

Página web de FAROS faros.hsjdbcn.org/

Página web de FAROS faros.hsjdbcn.org/

Por esto, si ves que tu hijo/a se distrae o le cuesta “ponerse en serio” a la hora de los deberes, puedes echar un ojo al último cuento “Martina no quiere hacer los deberes” publicado por “Faros, el observatorio de la salud y la infancia del hospital Sant Joan de Dèu”.