Cargando ...

Consulta online

El negocio familiar y la pareja
En trabajo, adultos, familia, pareja, Creada el 10 de may de 2016

Hola! Mi historia empezó hace un año con dos abortos seguidos que me han dejado muy indefensa y eso hace que los problemas con mi familia política me hagan estar todo el día pensando en que no voy a poder llevar mi relación con la pareja. En concreto es el hermano de mi pareja y su novia. Ellos trabajan juntos y nunca se han llevado bien y tenemos muchos roces y yo con la novia del hermano de mi novio no me trago ella es una persona muy fría y que no quiere ningún trato y mi novio me hace que aguante e incluso si hemos discutido no me ha defendido . Hay diferencia en el reparto del negocio entre hermanos también y yo me veo son fuerzas para afrontar esta situación y no sé si debería de separarme ni cómo enfocar este problema Un saludo

Nuestra respuesta

Si ya de manera habitual, gestionar los límites que una pareja ha de imponer a las familias de origen es complicado, estos límites se complican más cuando además compartimos negocio o ámbito de trabajo.

Lo justo sería separar la relación personal que tienes con tu chico, de la relación que tiene él con su familia y a la vez, separar la relación familiar de todos, de la relación profesional que compartís, pero como estás comprobando, no es nada fácil.

Los límites, son una de las partes de la estructura de la pareja más importantes. Los primeros que han de quedar claros, son los que diferencian el tú y el yo, del nosotros (Dentro de la pareja).  Es decir, en las relaciones hay una parte en la que sigo siendo yo, esa parte en la que desempeño roles diferentes a los que se me asignan por tener pareja. El rol de hija, el de amiga, del de profesional… En tu caso el primer límite contaminado es este, porque en tu rol de profesional tu chico y su familia tienen entrada y las cosas se llevan del terreno profesional al personal. Los otros límites, son los que diferencian a la pareja del resto del mundo, los que marcan qué decisiones os competen sólo a vosotros, qué momentos son sólo vuestros… Estos límites son los que se le ponen a los amigos y a la familia de origen de cada uno, para que no se inmiscuyan en asuntos y momentos que pertenecen sólo a la pareja. En vuestro caso, éstos límites también están difuminados, porque vosotros como pareja compartís trabajo y compañeros de trabajo y además estos compañeros de trabajo son familia, por lo que es difícil mantener fuera de la pareja el trabajo, si la pareja está en el trabajo y fuera de la pareja la familia si también está en el trabajo.

Que vuestros límites sean difusos, no es el problema en sí mismo. Cada pareja desarrolla sus propios límites y los permeabiliza e impermeabiliza, en función de sus necesidades. El problema aparece en el momento en el que a ti no te satisfacen, porque no te hacen feliz. En ese momento la regla básica de las parejas, se está viendo alterada, porque el fin último que os hace pareja, se está rompiendo debido a que a ti la relación, deja de compensarte.

Me preguntas si debes de separarte. Yo te traslado a ti la pregunta. ¿Dónde está tu relación? ¿qué es lo que hace la situación insostenible? Si crees que la relación vale la pena, que son las demás cosas las que las están deteriorando, debes hablar con tu chico y ver qué es lo mejor para los 2. Recordad que la pareja como sistema, va más allá de la suma de sus partes, más allá de tú y él, por eso es importante hablar y explicarse las cosas, porque las emociones, conductas y pensamientos de cada uno influyen en el otro y a su vez están influidas por el otro.

Entiendo, que no es un tema fácil, por eso sería muy oportuno que ambos comenzaseis una terapia de pareja juntos si queréis solucionar esto. Por otro lado, estos cambios que planteas, de límites deben de quedar claros en el nuevo contrato, es decir es importante que los 2 conozcáis y aceptéis las nuevas reglas de juego y es difícil conseguirlo sin ayuda, cuando las cosas están ya tan viciadas.