Cargando ...

Terapia de Pareja en Zaragoza

ASISTENCIA PSICOLÓGICA EN TERAPIA DE PAREJA EN ZARAGOZA

Orientación de trabajo

En Psicología Zaragoza ofrecemos un espacio en el que la relación de pareja sea el objeto de la intervención y no las personas que la componen. A través de una valoración de las necesidades que ustedes proponen, se marcarán diferentes estrategias cooperativas, entre ambos integrantes de la pareja, encaminadas a eliminar comportamientos desadaptativos, creencias erróneas y disfuncionales; y diferentes mecanismos de acción que no favorecen el funcionamiento de la relación.  
 
El trabajo del psicólogo a través de nuestra terapia de pareja en Zaragoza consiste en promover cambios en el ámbito de la relación íntima y en el de la relación social de la pareja, buscando una nueva forma de tratarse. Los cambios, se sucederán a nivel cognitivo, emocional y conductual, y cada uno de los miembros, tendrán que comprometerse, con sus propios cambios. El objetivo principal es favorecer la relación, solucionando los focos de conflicto y discusión.  

Metodología general en la terapia familiar

Valoración del problema
 
Recuerde que el problema es la relación y no las personas que la componen, por eso es importante hacer una correcta valoración del problema, partiendo de la base de que hay tantas realidades como ojos que la miran.
Principal Objetivo: Comprender el problema a trabajar.

• ¿Quiénes somos?: Es importante entender qué ocurre, desde cuando ocurre, acontecimientos vitales desencadenantes, o potenciadores, (acontecimientos vitales puntuales, que hayan supuesto un cambio importante) y como se ha abordado el problema hasta ahora.

¿Quiénes fuimos?: Una pareja tiene una historia vital conjunta y satisfactoria para ambos miembros. Momentos en la relación en los que las cosas estaban bien y ambos miembros trabajaban a favor de la relación. Hay que identificar esos momentos y aprender de ellos, recordar por qué son una pareja, qué les hizo juntarse, amarse y compartirse, para recuperar en la medida de lo posible la ilusión perdida.

• ¿Quiénes queremos ser?: Con toda la información anterior, se fija un objetivo común, alcanzable y satisfactorio para ambos miembros de la pareja y se comienza un camino conjunto, para tratar de devolver la ilusión por la relación.  
 

Intervención en la terapia de pareja

La dinámica de la intervención psicológica se articula a través de una primera sesión conjunta, seguida de 2 sesiones individuales (una por cada uno de los miembros), en las cuales se hace una valoración del problema. A partir de ahí y tras fijar una tercera sesión conjunta, entre terapeuta y pareja se marcarán los objetivos a alcanzar y se dará comienzo al proceso.

Este proceso se realiza mediante sesiones periódicas y frecuentes (dependiendo de la demanda), que podrían irse espaciando en función de la consecución de los objetivos fijados previamente.  
 

Dudas y preguntas frecuentes en terapias familiares

 

Si, todo lo que implica a la relación, es terapia de pareja. Los problemas sexuales, nacen en el seno de una pareja y afectan a ambos miembros y por lo tanto a la relación que mantienen entre ellos. La solución implicará por tanto, a ambos miembros.

Si, hay personas cuyos problemas sexuales, se han repetido independientemente de la pareja sexual que les acompañase en cada momento. El motivo, generalmente, son emociones, cogniciones, o comportamientos desadaptativos, que acompañan a la persona en esos momentos y le impiden desarrollarse con satisfacción, en el ámbito sexual. En este caso el trabajo puede hacerse de manera individual, pero si la persona tiene pareja, sería importante que se implicase en la terapia igualmente, como parte de la solución.
Existen momentos, en los que uno de los miembros de la pareja, tiene un problema concreto, que dificulta la relación. En estos casos, la terapia se haría individual y no sería una terapia de pareja, a pesar de que el beneficio final sería para la relación. Si la demanda de pareja, un solo miembro, puede consultar un especialista y hacer sesiones de asesoramiento, pero nunca terapia de pareja.
Las parejas se forman por atracción y enamoramiento, pero se mantienen por que tienen una finalidad común. Es decir, las necesidades, los valores, las expectativas y actitudes, de cada individuo, hacen que la pareja formada, se mantenga por y para algo. Para ello es indispensable que ambos estén de acuerdo en la finalidad y satisfechos con la relación. Todas las parejas tienen problemas y todas las relaciones suponen un esfuerzo, pero si al final del día ese esfuerzo, se valora como recompensado, por que la relación, cubre mis necesidades, se ajusta a mis valores, se asemeja a las expectativas de pareja que he generado… Es fácil que se mantenga. Por lo tanto, si conseguimos los cambios necesarios para que la relación se viva como satisfactoria para cada uno de sus miembros, será posible mantenerla. Una pareja no se mantendrá, cuando los cambios requeridos como indispensables, por uno de los miembros, sean imposibles de proporcionar por el otro.
 

terapia familiar zaragoza

Contacta con Psicología Zaragoza